viernes, 19 de septiembre de 2014

HIDRATACIÓN CON HIALURÓNICO Y RADIOFRECUENCIA. MIMÁNDOME DESPUÉS DEL PARTO.

Si en condiciones normales nos gusta cuidarnos y darnos un capricho en forma de tratamiento durante y después del parto ni os cuento, y es que ahora que toda mi vida gira en torno a Romeo dedicarme un poco de tiempo para sentirme guapa me viene fenomenal.
Por eso hoy, y aunque ya subí foto del momento a Instagram, os quiero contar con más detalle en qué consistió ese tratamiento.
El objetivo era hidratar la piel en profundidad, ya que después de los meses más calurosos del verano la piel lo suele necesitar, sobre todo en ciudades como Murcia donde las temperaturas son tan altas.
Para ello me puse en manos de María José de Che Sánchez Imagen, que tras analizar mi cutis optó por la combinación de ácido hialurónico con radiofrecuencia.

Power Hyaluronic

María José utilizó la línea Power Hyaluronic de Skeindor, cuya finalidad es favorecer el equilibrio de la piel y reforzar el contenido natural de ácido hialurónico en la misma.
El primer paso fue limpiar la piel de mi rostro con una leche hidratante, fijaos si la tenía seca que se la tragó al instante, seguidamente aplicó el booster hidratante intenso mediante un masaje por cara y cuello, es un concentrado líquido de ácido hialurónico y a continuación el gel de masaje con acuaporinas, proteínas encargadas de transportar el agua al corazón de la célula ayudando a regular el proceso de descamación, entre otras funciones.

Radiofrecuencia Che Sanchez

Después llegó el turno de la radiofrecuencia, que para quienes no lo sepáis, incluida yo antes de probarlo, es un sofisticado sistema electrónico que logra elevar la temperatura del tejido conjuntivo mediante ondas electromagnéticas, provocando la regeneración y producción de nuevo colágeno para conseguir el rejuvenecimiento facial.
Es muy recomendable a partir de los 30 años, ya que previene y mejora la flacidez, reafirma la piel de los párpados y atenúa bolsas y ojeras, aunque para apreciar mejoría son necesarias de 4 a 6 sesiones.
El gel ultrahumectante penetró suavemente con la radiofrecuencia y finalmente la emulsión hidratante intensiva  calmó y rehidrató mi piel.
Tras haberlo probado, mi conclusión es que necesitaba relajarme un par de horas y con María José lo conseguí, realmente me noté la piel muy hidratada y luminosa, y cuatro días después mantengo esa sensación. 
En cuanto a las ojeras, que es mi preocupación principal, siempre he tenido y ahora con un bebé más aún, necesitaré otras sesiones para ver resultados, pero como os he comentado más arriba hasta la cuarta no se aprecia bien la mejoría.

¿Habéis probado este tratamiento? ¿Y la radiofrecuencia?
 ¿Cuándo notásteis los resultados?

Muchas gracias a María José Sánchez por su buen hacer y gracias a vosotr@s por las visitas y comentarios.


Sponsor

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...