viernes, 21 de octubre de 2016

PRIMERA EXPERIENCIA CON LA MEDICINA ESTÉTICA. PEELING EN ARTEMÉDICA.

Hace unas semanas os conté que había tenido mi primera experiencia con la medicina estética realizándome un peeling facial en Artemédica, pues bien, he esperado a ver como reaccionaba mi piel para hablaros del proceso.
Lo primero que os quiero aclarar es que los peelings en Artemédica los realiza siempre un médico, en mi caso fue el doctor Rodríguez Menés, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, el encargado de aplicarme el tratamiento.
La razones por las que decidí hacerme un tratamiento de este tipo fueron varias, las pequeñas arrugas de expresión de la frente, las manchas que aparecieron después del verano y por mejorar la piel del rostro en general.
Tras evaluar el doctor mi tipo de piel, decidió que serían dos los peelings a realizar el mismo día, uno más profundo a base de ácido azelaico y otro de efecto flash con vitamina C. Estos peelings actúan en las capas superficiales de la piel.
El ácido azelaico es uno de los ácidos cosméticos más potentes que hay y funciona muy bien con las manchas, inflamación y acné, es, además, antibacteriano y actúa reduciendo la proliferación de las bacterias en los folículos, por lo que previene infecciones.
A pesar de ser un ácido fuerte se puede usar en pieles sensibles e inflamadas, como la piel con rosácea y acné rosácea, ya que tiene un potente efecto calmante sobre ellas.
En cuanto a la vitamina C del peeling flash sus propiedades son despigmentantes y de efecto buena cara.
1

Y ahora os cuento ya mis sensaciones durante y después del peeling, el doctor antes de aplicarlos me advirtió que a lo mejor sentía picor o escozor, que se lo hiciera saber inmediatamente, pero casi no noté nada, al principio en algunas zonas un leve picor, pero nada más.
Tras retirarme los peelings me aplicó una dermocompresa de tul tratada e impregnada con Epidermal Growth Factor para cuidar la piel, es como una mascarilla que actúa favoreciendo la síntesis de glicosaminoglicanos de los fibroblastos y aumentando el colágeno, ayuda a regenerar la piel después del peeling.
Los resultados los noté de inmediato, parecía que me había hecho un lifting, aparte de la luminosidad y como se atenuaron las manchas y las arruguitas de la frente desde el primer momento. Al día siguiente y aún hoy me pongo una crema protectora con FPS 30 que adquirí en la misma clínica, KPS Vital, es un fluido supercalmante con una textura muy ligera que estimula la inmunidad y la regeneración inmediata de la piel y cada vez noto la piel más clara, aunque con los 36 a la vista no puedo descuidarme, por lo que volveré muy pronto a cuidarme en Artemédica.
He subido un vídeo a Youtube para que veáis todo el proceso, si tenéis alguna duda no tenéis más que preguntar.

¿Os habéis hecho algún peeling médico? ¿De qué tipo?

Muchas gracias por las visitas y comentarios.


Sponsor

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...