miércoles, 24 de julio de 2013

Mi experiencia en Cerdeña. II.

Continúo con mi viaje a Cerdeña, a ver, lo dejé en la vuelta de Porto Cervo y lo mal que se conduce, pues bien llegamos al hotel casi a las nueve de la noche, nos duchamos y fuimos en busca de un restaurante para cenar, entre unas cosas y otras se nos hicieron las 11 de la noche, yo ya creía que no cenábamos pero mi buena amiga María llevaba echándole el ojo varios días a una pizzería al pie de la carretera con muy buena pinta y allá que nos fuimos, tuvimos suerte y aunque solo quedaba una mesa terminando ya el postre nos atendieron de maravilla, sin duda las mejores pizzas que comí en Cerdeña las hacen en Il Veliero, no tengo fotos buenas de la cena solo una con el móvil, la subo para que veáis la terraza en la que cenamos, el horno de leña está a la derecha y mientras comes estás viendo como hacen las pizzas.
Il Veliero Cerdeña
Después de todo el día sin parar estábamos agotados, cenamos y de vuelta al hotel a descansar. A la mañana siguiente tocaba madrugar para salir hacia Cala Gonone, uno de los sitios que más nos gustó con diferencia de todos los que visitamos, cuando veáis las fotos y el vídeo que he puesto entenderéis por qué.
Cala Gonone
Desde San Teodoro a Cala Gonone (Nuoro) hay unos 90 kilómetros, dirección sur, tardamos en llegar dos horas aproximadamente, ya os comenté en el anterior post que las carreteras son antiguas y el camino se hace pesado. 
Poco antes de las 12 del mediodía aparcamos en el puerto, nuestra intención era coger un crucero turístico que recorre todo el golfo, pero llegamos tarde, el último acababa de salir, así que la única opción que quedaba era alquilar una zodiac y explorarlo nosotros mismos. Al principio yo estaba un poco reticente con la idea por lo miedosa que soy aunque al final me convencieron explicándome que la lancha se maneja con facilidad, aparte de que Arturo estaba acostumbrado a llevar el velero de su padre y mis amigos María y Fran tienen el permiso de embarcaciones de recreo. Menos mal que perdimos el barco turístico y menos mal que me atreví con la zodiac porque fue una de las mejores experiencias de mi vida.
En cuanto a la comida, como íbamos a pasar todo el día en el mar compramos bocadillos en una carnicería del pueblo, probad los de salami y queso parmesano, buenísimos.
Cala-Gonone
El golfo de Cala Gonone está formado por unos 20 kilómetros de arrecifes, grutas marinas y pequeñas calas. Las aguas son de un turquesa excepcional, limpias y cristalinas. La "grotte del Blue Marino" fue durante años el refugio de las focas monje de esta zona, hoy se consideran extintas, se puede acceder a ella pagando una entrada, nosotros la vimos desde fuera, ya que cuando llegamos estaba cerrado y preferimos bañarnos y tomar el sol en Cala Biriola, Cala Luna, Cala Sisine y Cala Mariolu.
Y como una imagen vale más que mil palabras os dejo con un vídeo que ilustra a la perfección lo maravillosa que es esta zona de Cerdeña.

¿os han dado ganas de pegaros un chapuzón en esas aguas ehhh?

Bien entrada la tarde volvimos a puerto y dejamos Cala Gonone con todo el dolor de nuestro corazón, rumbo otra vez a San Teodoro, fuimos directamente a cenar, sin pasar por el hotel, si lo hacemos vamos a la cama sin pensarlo. Esta vez cenamos en un restaurante del que no recuerdo el nombre, no estaba en el centro del pueblo sino entre las casas de las urbanizaciones, pedimos pizzas, ensalada y calamares rebozados, todo estaba muy bueno, lo que sí recuerdo es que hacían unas pizzas gigantescas, de metro o algo así se llamaban, os lo digo por si se os ocurre ir a esta zona de Cerdeña y casualmente entráis algún día.
Al día siguiente, creo que miércoles, sí, seguro, teníamos previsto acercarnos hasta el archipiélago de la Maddalena, un parque nacional formado por siete islas, Caprera, Santo Stefano, Spargi, Budelli, Santa Maria, Razzoli y Maddalena, esta última la más importante.
LaMaddalena Testa Polpo
Para llegar a la Maddalena hay que coger dirección norte y conducir unos 76 kilómetros hasta Palau donde embarcaremos en el ferry que nos llevará hasta la isla principal. A partir de las 11,15 hay uno cada hora, el precio ida y vuelta es de 12 euros por persona y 18 euros el coche. Tarda muy poco en llegar, media hora aproximadamente.
Ya en la Maddalena nos dedicamos a recorrer las callejuelas del casco histórico, estrechas y adoquinadas como las de todos los pueblos que hemos visto en Cerdeña hasta ahora. Tiendas y bares se mezclan con antiguas casas y algún hotel.
 La Maddalena-Comer-Cerdeña
La Osteria da Liò nos llamó la atención al pasar por la puerta y entramos a tomar un aperitivo antes de la comida, es una pequeña taberna donde los únicos clientes extranjeros éramos nosotros. Un vino blanco Vermentino bien fresco, queso ricota, tostas con una ensalada similar al salpicón y salchicha sarda a base de jabalí nos dejaron satisfechos y con muy buen sabor de boca para seguir descubriendo esta pequeña población.
El ayuntamiento o el obelisco con referencias a Garibaldi son interesantes, amén de las distintas fortalezas conservadas, nosotros no tuvimos tiempo de visitarlas, creíamos que la isla era más pequeña, así que os recomiendo que os toméis dos días por lo menos para verlo todo con calma, ya que las playas se nos quedaron en el tintero, a excepción de la Testa del Polpo, llamada así por las formaciones rocosas que emergen del agua y que asemejan a la cabeza de un pulpo, el problema de esta playa es que es de dimensiones muy reducidas y con treinta personas estaba llena, pero el agua es tan limpia y transparente como las demás en las que nos habíamos bañado en días anteriores. Aquí vimos la estrella de mar que aparece en la foto de más arriba, una maravilla de la naturaleza.
A las siete de la tarde cogimos el ferry de vuelta a Palau y volvimos a cenar a San Teodoro, nos apetecía algo diferente, así que optamos por unas hamburguesas, no tengo fotos pero creo que es el único bar de comida rápida que hay, muy cerca de la iglesia. Estaban muy buenas, de verdad, que mira que soy delicada para comer pero hemos acertado todas las veces menos la noche de Olbia.
 
Lo dejo aquí por hoy, el viernes termino de contaros mi experiencia en Cerdeña.
Gracias por vuestros comentarios.

Sponsor

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...