lunes, 8 de diciembre de 2014

BIZCOCHO CON CONFITURA DE FRAMBUESA Y CHOCOLATE BLANCO.

Ya hacía tiempo que no publicaba una receta en el blog, a Instagram y Facebook sí que suelo subir diariamente lo que cocino, más que nada por la inmediatez de estas redes, aunque claro, la calidad de las fotos no es la misma.
Así que hoy me he animado a enseñaros un bizcocho que a mí me gusta muchísimo, bueno, para ser totalmente sincera os diré que las responsables son las tres KitchenAid con las que Pequerecetas y Tulipán premiarán a las tres mejores recetas de bizcochos de su concurso para bloggers.

Bizcocho Abuela
Mi bizcocho no es que sea muy original, es una receta de mi abuela de toda la vida, pero esta vez lo he abierto por la mitad, lo he untado con confitura de frambuesa y por encima le he puesto chocolate blanco y almendras tostadas, ahí reside la diferencia, ya que el contraste ácido de la frambuesa y la suavidad del chocolate blanco dejan un sabor especial en la boca y nada pesado.

Bizcocho Abuela
Os digo los ingredientes:
- 300 gramos de harina de trigo.
- 200 gramos de azúcar.
- 225 mililitros de leche.
- 250 gramos de margarina Tulipán.
- 3 huevos.
- 1 sobre de levadura.
- 3 cucharadas soperas de confitura de frambuesa.
- Chocolate blanco al gusto.
Lo primero que hago es precalentar el horno, para repostería lo pongo siempre en calor tradicional a 160 grados, el ventilador reseca y luego salen los bizcochos con una costra que no me gusta; como veis, la temperatura tampoco es muy elevada, pero en mi horno si la subo más se arrebatan, es cuestión de ir probando hasta que deis con la adecuada.
Después separo las yemas de las claras y monto éstas últimas a punto de nieve, reservo.
Tamizo la harina y añado el azúcar y la margarina Tulipán, mezclo con la batidora de varillas a baja potencia, añado la leche a continuación, mezclo y pongo las yemas de huevo, vuelvo a mezclar.
Incorporo la levadura, mezclo, y, por último añado las claras montadas a punto de nieve, ahora utilizo una lengua, no la batidora de varillas, para terminar de ligar la masa.
En un molde rectangular forrado con papel especial de horno vierto la masa, horneo una hora y cuarto aproximadamente.

Bizcocho Abuela
Cuando saco el bizcocho del horno desmoldo y lo paso a una rejilla para que se atempere y no coja humedad, después hago dos mitades con una lira y unto una de ellas con la confitura triturada, tapo con la otra mitad y lo riego por encima con el chocolate blanco, tened en cuenta si hacéis la receta que sea de cobertura.
En esta ocasión, he añadido también unas almendras tostadas a daditos, pero esto va en gustos, sin ellas está igual de rico.
Espero que enfríe el chocolate blanco y lo pruebo, que ganas tenía de hincarle el diente, buenísimo, y como os he comentado más arriba, nada empalagoso.
La margarina Tulipán junto con las claras a punto de nieve le dan una consistencia muy tierna y jugosa, queda una miga que prácticamente se deshace.

Bizcocho Abuela

¿Qué os ha parecido mi versión del Bizcocho de la Abuela? ¿Lo habéis probado con confitura de frambuesa y chocolate blanco?
¿Con qué lo rellenáis vosotros?

Gracias por las visitas y comentarios.

Sponsor

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...